A finales del mes pasado completamos las integración de las diferentes tecnologías que estamos utilizando dentro del proyecto de investigación SALOEXO un sub-proyecto del proyecto europeo COVR. Como hemos comentado en posts anteriores, Este proyecto consiste en la búsqueda, testeo y estandarización de los indicadores y sensores más significativos en cuanto a seguridad en el uso de exoesqueletos de miembro inferior en situaciones realistas.

Una vez con los sistemas de medida y el Exo-H3 integrados, este mes los socios hemos iniciado la formación sobre el correcto uso del exoesqueleto. También hemos empezado las pruebas con sujetos sanos en las instalaciones del Hospital los Madroños, socio médico dentro del proyecto. Para estas pruebas se ha contado con sujetos sanos y el principal objetivo ha sido testear que toda la integración realizada funcionara según los requisitos propuestos.

En las próximas semanas comenzaremos a tomar datos a más sujetos para poder empezar así a contrastar los protocolos e indicadores previamente seleccionados. Estamos muy animados puesto que entendemos que los datos generados dentro de este proyecto serán de mucho valor para el desarrollo de los Exoesqueleto que usaremos en un futuro cercano.

COVR está financiado por el programa Horizonte 2020 de la Unión europea bajo el código de acuerdo 779966